Presents for King

¿Cuál es la idea? Hacer caer en la cuenta a todo el mundo, de que Alguien custodia nuestras deseos, intenciones, ilusiones y peticiones. Ése es Jesús, el cual siempre está atento a todo lo que necesitamos; tan sólo tenemos que pedírselo.

 El tiempo de Navidad es el mejor tiempo, para reflejar todos esos deseos... Pero ¡¡ojo!!, los de verdad; a Jesús no le podemos pedir un juguete nuevo, la muñeca que más me gusta, o un coche nuevo o una casa nueva, ¡No!. Es el momento de buscar en nuestro corazón y pedirle aquello que sólo Él, por ser Dios puede cumplir (¿acaso no deseas que tu abuelita se cure?, ¿o qué tus hijos conozcan un poco más a Dios?, ¿o qué tu mejor amigo o amiga no se meta en líos?).

Tres emisarios muy importantes, nos envía Dios para recoger todo esto…. SON LOS REYES MAGOS. ¡¡No te cortes!!, y atrévete a ponerlo por escrito,  y confía en que Dios verdaderamente nos escucha y nos concede aquello que necesitamos. 

 

¿Qué hay que hacer?

1. Piensa en aquellos deseos, intenciones, ilusiones, peticiones, que quieras pedirle a Dios en tu vida.

2. Escríbelos en tu carta a lor Resyes Magos.

3. Días previos al 6 de enero recibiremos la visita de Sus Majestades los Reyes. Podrás venir con tu familia y traer tu carta.

4. Sus Majestades los Reyes aseguran que las pondrán a los pies del Niño Jesús. El finalizar la Navidad todas las cartas serán llevadas a los conventos de clausura para que las religiosas recen por ellas.